jurisconsulta.mx
Buscar
jurisconsulta.mx
 Búsqueda avanzada
TESTIGOS EN EL JUICIO LABORAL. LA SOLA CIRCUNSTANCIA DE QUE SEAN PARIENTES DEL OFERENTE NO ES SUFICIENTE PARA NEGAR VALOR A SUS DECLARACIONES.
En el juicio laboral no puede dejar de admitirse ningún testimonio ofrecido por las partes que satisfaga las exigencias legales, no encontrándose prohibido el de parientes del oferente, pues bien pueden ser éstos los únicos hábiles o capaces para declarar. Sin embargo, tal parentesco debe apreciarse por el juzgador en el momento de valorar el testimonio, sin que por sí solo sea suficiente para negar eficacia a las declaraciones, dependiendo el valor de la prueba de que los testigos sean idóneos para declarar en cuanto esté demostrada la razón suficiente por la que emitieron su testimonio, o sea, que se justifique la verosimilitud de su presencia en donde ocurrieron los hechos; de la idoneidad de su conocimiento del hecho inquirido; del contenido de su deposición y también de la verosimilitud de su dicho, entre otros de los muchos factores que deben influir en la decisión del juzgador, ya que la referida circunstancia no es causa forzosa de parcialidad de los testigos, pues no los induce, necesariamente, a dejar de manifestar la verdad y, por lo mismo, para que pueda negarse todo valor a sus deposiciones es menester que se demuestre que falsearon los hechos investigados.

Contradicción de tesis 46/96. Entre las sustentadas por el Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Tercer Circuito, el antes Tribunal Colegiado Supernumerario en Materia de Trabajo del Primer Circuito, hoy Quinto Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Primer Circuito y el otrora Tercer Tribunal Colegiado del Segundo Circuito, hoy Segundo Tribunal Colegiado en Materias Penal y Administrativa del Segundo Circuito. 12 de marzo de 1997. Cinco votos. Ponente: Juan Díaz Romero. Secretario: Armando Cortés Galván.

Tesis de jurisprudencia 12/97. Aprobada por la Segunda Sala de este alto tribunal, en sesión pública de doce de marzo de mil novecientos noventa y siete, por unanimidad de cinco votos de los Ministros Juan Díaz Romero, Mariano Azuela Güitrón, Sergio Salvador Aguirre Anguiano, Guillermo I. Ortiz Mayagoitia y presidente Genaro David Góngora Pimentel.
Jurisprudencia, 2a./J. 12/97, Semanario de la Suprema Corte de Justicia y su Gaceta, novena época, segunda sala, V, marzo 1997, pág. 422
 
 
Búsquedas Relacionadas
EMBARGO DE CREDITO LITIGIOSO EN MATERIA LABORAL.
Si la Junta del conocimiento, una vez identificado el crédito embargado, ordena girar oficios tanto a la autoridad civil ...
PRUEBA TESTIMONIAL EN EL PROCEDIMIENTO MERCANTIL. ANTE LA IMPOSIBILIDAD DEL OFERENTE DE PRESENTAR A SUS TESTIGOS, SU CITACIÓN DEBE EFECTUARSE CON LAS FORMALIDADES SEÑALADAS EN LA LEGISLACIÓN LOCAL, SIN QUE SEA NECESARIO PARA EL CASO DE NO ENCONTRARLO CERCIORARSE DE QUE ESE ES SU DOMICILIO (APLICACIÓN SUPLETORIA DEL CÓDIGO DE PROCEDIMIENTOS CIVILES DEL ESTADO DE NUEVO LEÓN AL CÓDIGO DE COMERCIO).
Los artículos 1068 y 1262 del Código de Comercio no hacen referencia a la forma en que debe citarse a los testigos cuando ...
TESTIGOS PARIENTES DEL OFERENTE. PUEDEN INFORMAR SOBRE LOS HECHOS DEBATIDOS.
La circunstancia de que los testigos propuestos resultasen ser madre y hermano de la oferente de la prueba, por sí sola ...
PERSONALIDAD EN EL JUICIO LABORAL. LAS FIRMAS O RÚBRICAS DE LOS TESTIGOS QUE SUSCRIBEN LA CARTA PODER CON LA CUAL SE ACREDITA AQUÉLLA PUEDEN OBJETARSE.
La carta poder exhibida en el juicio laboral por el compareciente para acreditar su personalidad como apoderado de una de ...